miércoles, noviembre 08, 2006

UNA VERGUENZA MAS (PARTE 1)

Las vergüenzas ajenas siempre son divertidas y esta tarde estoy dispuesto a desenmascarar un par de aquellas anécdotas que no he podido olvidar –pese a mis deseos- y que están reservadas en ese rincón de mi mente que guarda momentos vergonzosos que en situaciones normales no me atrevería a compartir, pero lo hago con solo dos objetivos: animar a mi querido y estimado Alejandro quien necesita una dosis de sonrisas sinceras en estos momentos y además compartir con mis amigos y/o colegas bloggeros momentos muy humillantes pero aleccionadores. Espero que lo disfruten pero no exageren con las risas tampoco. Estan avisados.

¡Malditos perros!
Alguna vez durante un ciclo universitario que prefiero olvidar, tenia una reunión con un grupo de trabajo de un curso para el cual habíamos acordado concentrarnos en la hora libre destinada al almuerzo frente a los jardines de la cafetería mas concurrida de toda la universidad –“El gato”- y ahí estuve con mis colegas, pero curiosamente uno de ellos no había acudido solo, había llegado acompañado de dos perros Rottweiller (¿con que motivos preguntaran ustedes?... netamente figurativos). Lamentablemente el animal este tuvo que ausentarse (quiero creer que tenia una diarrea atroz y que además no tenía PH) y me pidió si podía cuidar a sus mascotas por solo cinco minutos (15 a 20 minutos según el jergario peruano), yo acepte de buena gana al mismo tiempo que me dejo la cadena de la cual desprendían los dos canes, luego desapareció del panorama universitario. Una de dos: estos perros estaban entrenados para joder a quien no sea su dueño o tenían parásitos succionadores en la región anal que les obligaba a correr despavoridos por todo el campus.

¿Y yo?... volando como cometa detrás de ellos, yo puteaba a los perros y al otro animal bípedo, pero los canes estos, que parecían de competencia tenían un peso en conjunto que superaba al mío y claro, no me quedo mas que alzar vuelo. Quiero olvidar que los perros se metieron en la cafetería, derribaron algunas sillas y una de las sombrillas de las mesas, que me estamparon contra una flaca que comía su ensalada de frutas y terminamos en el piso, avergonzadísimo yo, pero con los perros pendencieros sueltos y corriendo como conejos a libre albedrío.

La cadena se quedo enredada en uno de los postes de alumbrado del pabellón rojo –ubicado a tres pabellones de distancia de la cafetería- y pude darles alcance, quise estrangularlos con su propia cadena de esas que sirven para adiestrar, olvidándome que alguna vez hice voluntariado en “Amigos de los animales”, pero nada me importaba en ese momento. Para suerte de nuestros peludos amigos antes que llegara a consumir mis crueles intenciones se acerco otra flaca de mi facultad para hacerle cariño a los brutos animalejos, y me pregunta: “¿Son tuyos?”. “¡NO, son del imbecil hijo de puta de ....”, le respondo. Regreso solo hacia el jardín inicial, recojo mi mochila, mi pisoteado orgullo y me llega al shoping la exposición por la cual me concentraba, por que me retiro furioso a mi casa, deseándoles un futuro visceral a esos perros del carajo.

Recomendación: No hacerle de niñera jamás con perros desconocidos sobretodo en público.

¡No empujen mas!
Anécdota escolar, durante el curso de educación física del cuarto año de secundaria. Me encontraba en las graderías frente a la cancha de fútbol del colegio sentado en la parte superior y acompañado de mis amigos de curso; siempre que nos concentrábamos un grupo mediano –alrededor de 10 o 12 estudiantes- poníamos en practica un estupidísimo juego que consistía en empujar al grupo con el cuerpo hacia el extremo final de la gradería que terminaba en un vacío de unos 2.5 metros aproximadamente, mientras que las personas ubicadas en el extremo trataba de golpear en sentido contrario para evitar la caída y solo la persona que se encontraba en el borde hacia el vacío podía levantarse y pasar al otro extremo para continuar empujando. Normalmente nadie caía por lo cual nuestra confianza con el juego era temeraria.

Cuando me encontraba en el extremo complicado del juego trataba de oponerle con resistencia fuera de lo normal para la edad que entonces tenia, pero no me explico como todos se pusieron de acuerdo porque yo solo escuche un: “¡Ahora!” y como era de esperarse salí disparado por el extremo, no llegando a impactar en el suelo de cemento –¿por suerte?-, en su lugar caí de cabeza en uno de los tachos de basura de esos enormes para colegio que me pudo contener casi por completo. Quienes estuvieron en ese momento me cuentan después que estuve literalmente embutido en el tacho y que del mismo, solo sobresalían mis piernas que agitaba cual antena parabólica. Luego por el propio peso el contenedor de basura se volteo y pude salir cubierto de cáscaras de fruta, chicles, y basurilla inofensiva en general.

Mis amigos se privaron de risa hasta caer al piso –ahora si al piso de cemento- y utilizaron esa anécdota para vacilarme durante casi tres semanas. Ahora, desde la perspectiva de los años considero que no fue algo divertido. Bueno si, un poquito.

Recomendación: No acudir a los reencuentros estudiantiles ni visitar a mis amigos por sobre todas las cosas, revivirán esa anécdota como si hubiera ocurrido recientemente.
Espero haber podido despertar un par de risas y hacerles olvidar momentáneamente lo que sucede en el día a día. Si fue así, misión cumplida.

15 Comments:

Blogger Sofia said...

Jajajaja, en realidad, bastante descriptivas tus "tallas" como le decimos acá en Chile.
Lo de los perros, notable, cómo te las ingeniaste para dejar tremendo alboroto?? Te apuesto que se te olvidó preguntarle a tu amigo el nombre de los perros, jojojoj. No, broma, igual raro eso, tal vez tu amigo se desquitó contigo o te jugó alguna bromilla, jajajaja.

7:44 p.m.  
Blogger Dragón del 96 said...

Mirá que después de todo lo que he leido en tu blog siempre me imagino elegir algunas de tus propias palabras para joderte por si alguna vez tenemos la dicha de conocernos (como cuando le mencionas a Alfredo los "treintayuno menos uno" jejeje), pero de todo lo que he leido me quedo con lo del tacho de basura.

Jajaja.

Te veo en la próxima reuna.

8:34 p.m.  
Blogger Doc said...

Notable la caída al basurero, me imagine la escena... maldición, debería haber fotos de algo así jajaja.

Me acordé que en mi último año de colegio empezamos a armar unos partidos de basketball mezclados con rugby... darle bote a la pelota era lo de menos.

Lei el post anterior, felicitaciones por el auto, buena máquina ese Civic, cuidado con las curvas muy cerradas eh? mira que a veces tiende a irse un poco (un amigo tuvo uno)

Lei tu post en mi blog, si son trabajos pequeños y muy libres, casi perfectos... claro que tampoco muy bien pagados, pero algo se hace para pagar las deudas y disfrutar un poco (además lo paso bien).

Cuidaos mi buen amigo, que todo ande bien.

9:00 p.m.  
Blogger Doc said...

Notable la caída al basurero, me imagine la escena... maldición, debería haber fotos de algo así jajaja.

Me acordé que en mi último año de colegio empezamos a armar unos partidos de basketball mezclados con rugby... darle bote a la pelota era lo de menos.

Lei el post anterior, felicitaciones por el auto, buena máquina ese Civic, cuidado con las curvas muy cerradas eh? mira que a veces tiende a irse un poco (un amigo tuvo uno)

Lei tu post en mi blog, si son trabajos pequeños y muy libres, casi perfectos... claro que tampoco muy bien pagados, pero algo se hace para pagar las deudas y disfrutar un poco (además lo paso bien).

Cuidaos mi buen amigo, que todo ande bien.

9:00 p.m.  
Blogger Doc said...

No se si salio el comment anterior porque Firefox me dio un error de conexion.

Te decía que la anécdota del basurero está muy buena jajaja deberían haber fotos de eso.

Felicitaciones por el Honda eh? buena máquina.

Lei el comentario que pusiste en mi blog,son trabajos bastante libres, casi perfectos (lo de está listo cuando está listo es política de trabajo mia), serían de verdad "buenos trabajos" si fueran bien pagados... pero algo se hace, además me entretienen.

Un abrazo, que todo ande bien

9:04 p.m.  
Blogger Shekinah said...

Pero es super recoradr todo eso!!! a mi me encanta... lo bueno es no recordar el dolor!! jejeje

La basura fue tu aliada!!! jajaja..por suerte!!

Besosssss

11:36 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

jajajaja lo del tacho de basrua fue macabro...y porque se te prendieron a ti?...pucha me acorde de varias travesuras en mi cole...pero lo del tacho fue brutal
Aunque hayan pasado años...vengate!

10:14 a.m.  
Blogger Gir said...

jaaja mision cumplida!!, me hiciste reir, es especial en la segunda.... y esta deliciosamente especial como para que tus amigos no la revivieran en algun encuentro, por supuesto que seria de las imprescindibles ajaj...
...de asuntos bochornosos de vez en cuando seremos presa, asi que solo cuidar salir airoso y reirse de uno mismo....
...saludos!!

1:41 p.m.  
Blogger Marea said...

Ja, ja, la verdad prefiero que me hubiera pasado la de los perros, las dos anécdotas estan buenazas, qué crueles pueden ser los amigos en el colegio, te podiste haber roto el cuello con esa caída, en fin, cosa de chicos.

3:31 p.m.  
Blogger Pao said...

Hola a todos y gracias por esas visitas, aqui unos comentarios añadidos:

Sofia: dos datos extras, primero que mi colega aquel dueño de los perros no era mi amigo ni nada parecido y ¿como crees que se llamaban los perros? Rencoroso y Pendenciero, jajaja. No se en realidad sus nombres y poco me importo entonces.

Dragon: es verdad, soy un cliche de frases que repito (y escribo) una y otra vez, y tengo buena correa, asi que me despavilo muy bien cuando me joden. Ya lo comprobaremos un dia de estos.
Lo unico que no me quedo del todo claro fue lo de Alfredo, en fin. Hablamos Brother.

Doc: Si salieron los tres comentarios. por eso que no uso Firefox, porque no entiendo ni un pedo. Esos juegos de mas peques son muy divertidos y traen buenos recuerdos y gracias por las felicitaciones del chachi car.
Tienes razon, tu chamba actual es una chamba soñada pero mencionas que no esta remunerada como deberia, eso dice mucho sobre tener el trabajo que queremos pero nunca como lo queremos. Abraxo para ti tambien.

Shekinah: Recordar es volver a vivir decimos por estos lares y es cierto, aun me averguenzan esas cosas y la basura jugo a mi favor aquella vez sino hubiera caido de chimba al piso. Estaria super rayado. Saludos para Venezuela.

Imberbe Muchacho: tu abes la chacota en la epoca colegial, nadie estaba libre ni le tenian el menor respeto por nada. Aunque una cosa que comento es muy cierto: no suelo asistir a las reuniones de confraternidad de mi cole... ¡que sota!. Y claro que me voy a vengar ya se donde se reunen, jajaja.

Gir: Bravazo que arranque un par de sonrisas por ahi. Totalmente de acuedo en que siempre reirse de uno uno mismo. Saludos desde Lima.

Gracias Totales para todos, de hecho que habra segunda y quizas tercera parte. Abraxo.

El traumado editor -por los fantasmas del pasado- de Zoofiesta.

3:32 p.m.  
Blogger Redmond Barry said...

Podrías haberle dicho a la "flaca" que te preguntó sobre los perros, que necesitabas ayuda, que te sentías débil, que el peso de la responsabilidad te consumía: eso les gusta. Además, realmente no le estabas mintiendo.

La basura era realmente un entrenamiento para tu edad adulta ¿Quién no ha tenido que remover la basura alguna vez? Yo, por lo menos, muchas veces.

Muy divertido. Saludos.

Pd. El ceviche es bueno, muy bueno y me gusta, pero quizá el rito de la paella se asemeja más a la pachamanca. Nosotros hicimos una aquí, hace un tiempo, tengo familiares políticos de Huancayo.

3:05 a.m.  
Blogger SLAVE IN TRAINING said...

Visite mi blog My Lady,
tengo textos para aprender
sobre dominación femenina,
me encantaría ser sometido
por Ud. My Lady...

5:42 p.m.  
Blogger Juan Carlos Morgado said...

jajaja tus historias son entrenidisimas, tu forma de escribir me mantiene concentrado en la lectura.... y para la próxima cuidado con los perros ajenos !!

;)

5:53 p.m.  
Blogger Pao said...

Aqui de nuevo para comentar los ultimos mensajes:

Radmond Barry: en ese momento bochornoso solo queria largarme nada de ponerme conquistador.

Slave in training: justo ahora chekeo tu blog, sobre el parrafo: "... me encantaria ser sometiDO por ud."... jeje, bueno gracias por el piropo dominatrix, pero no le entro a eso, aun. Le popondre esta noche a mi... ya mucho.

Juan Carlos: vega, gracias. Cuando se trata de redactar algo disfruto haciendolo y si ustedes se divierten con ello, mejor aun. Y si, no he vuelto a tener contacto con los perros, pero quiero uno de mascota. En fin.

Saludos a todos por esos mensajes y piropos, jeje. Saludos mientras bailo.

Pao
El editor -y blanco de interesantes propuesta- de Zoofiesta.

7:19 p.m.  
Blogger Dragón del 96 said...

Alfredo posteo una vez una historia de como lo jodían con el treinayuno menos algo (teniendo en cuenta que el postea como 6 a 8 post por días, será bien dificil que lo encuentres por los metodos normales).

El hecho fue que le comente utilizando las mismas palabras y parece que eso lo jodio un poco.

Slaudos.

2:26 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Central de Quejas
    This site is certified 26% EVIL by the Gematriculator

Powered by Blogger

Ninja!