viernes, junio 15, 2007

POST CREAME: LA REPLICA (II)

Esta es la última parte del post mencionado y la publico de manera casi clandestina debido a su contenido bizarro y sub urbano. A pedido de Mar, quien hizo la petición de un post triple X, de esos que no se me conocen aún (?); es así que nace esta historia verídica, la cual, anticipo será muy aberrante y genital. Van advertidos. Léanla con la mente abierta, el espíritu insurrepto y déjense seducir de este juego del amor, antes que Blogger me la censure.

LA DAMA Y ROCCO SIFFREDI

Dama era una perra de campeonato, una platinada Siberian Husky inscrita en el Kennel Club Peruano y destinada desde su nacimiento a ser admirada por su belleza, y ella lo sabía.
Cierta tarde de un domingo de verano, aprovechó para cureosear por los alrededores de su hogar gracias al descuido de la doméstica (otra joyita esta), quien dejó la puerta de servicio entre abierta mientras charlaba regalonamente con el vigilante de la calle a pocos metros de ahí.
Dama siguió sus instintos primarios y empezó la marcha, detrás de ella quedaron su calle y el parque donde solía entrenarse con su doncella; todo se transformo en una sucesión desconocida de olores, rastros, sonidos y vehículos. No pasó mucho tiempo para darse cuenta que estaba perdida y lejos de casa. Dama dejó de contonearse y afinó la olfateada en busca de algún rastro conocido pero no consiguió nada, así que prosiguió con su peregrinaje.
Rocco Siffredi era un errante de la vida, siempre había vivido en las calles y para entonces se consideraba un sobreviviente, dominante de una gran extensión de lugares a los que consideraba como su territorio, siempre circundante a un chifa de barrio que nunca abandonó debido a que solían dejarle las sobras del día. Era un perro chusco y sucio pero con sabor. No recuerda quien le bautizó en mejores tiempos, émulo del porn star italiano y sus 24 cm. de dotación al cual siempre le hizo mérito y mejor uso. Tenía una fama ganada con espurio propio en el barrio, que se reflejaba en su incontable descendencia que pululaba en las calles por más años de los que podía recordar su mente perruna.
Una noche casi tropical mientras Rocco roía una bolsa de supermercado llena de deliciosa basura, la vió pasar y dejó de prestarle atención al suculento botín, le echó una meada territorial a la bolsa y partió tras el olor cautivante que había percibido. Su olfato no lo traicionaría, evidentemente era una hembra joven.
- ¡Arf, arf! (¡Coño, que suerte! en idioma perruno)

La vió al doblar la esquina, una cola peinada y respingona que se zarandeaba grácilmente de un lado a otro; aceleró la marcha para darle el alcance mientras trataba de impregnarse de ese aroma a ferómona residual que aún flotaba en el aire, cuando por fin la alcanzó, trató de colocar su hocico tras la región coxígea de la desconocida pero esta detuvo la marcha abruptamente.
- ¡Estoy perdida, ayúdame!

Rocco fué nuevamente tras la cola y esta vez si logra su objetivo: empieza ha hacerle un cunnilingus de presentación a Dama.

- Grup, grup (sonidos guturales)... ¡Soy Rocco, nenota. Que limpita que tai!

Dama empieza a olfatear distantemente el dorso de Rocco pero sin establecer contacto. Rocco se indigna.

- ¿Eso es todo?... ¿No te vai a presentar con un fellatio?

- ¡Agh, eres un güarro de lo más ordinario!
- Que fría eres, ¿acaso eres europea?... Ya pe´, lámeme el prepucio nomas.

- ¡Que estúpido eres!, guau, guau, guau. ¡Jamás te voy a lamer eso... never!

- ¿Donde esta tu pasión latina?, ¿la dejaste en Miami? Te falta mi güerita.

- Por favor, estoy perdida y tú debes ayudarme... quien quiera que seas, siempre he confíado en la bondad de los desconocidos (Parafraseando "Un Tranvía llamado deseo" la universal obra cumbre de Tennessee Williams).

Rocco la mira detenidamente: su pelambre blanco inmaculado, sus caderas estrechas, su gran lengua rosácea, su ano libre de deposición y sin evidencia de diarrea. No tenía dudas, estaba ante una hembra importante, de esas que son mimadas en los pets con baño, peinado y paticura (¡que extravagancia!). Aquellas que carecen de parásitos y cuyos amos felices recogen con una bolsita su mierda que dejan desperdigada en los parques; esas perras omisas y distantes que nunca lo miran cuando van ladrando medio cuerpo afuera desde la comodidad de sus autos. Al mismo tiempo, una idea maquiavélica fué maquinandose en su cabeza calenturienta, no tenía que pensarlo mucho... ¡Jamás lo había hecho con una mina de estas!.

- Me llamo Dama, pero tu puedes llamarme Lady o Mademoiselle, necesito que a me ayudes a volver a mi hogar.

- ¿No quisiera mi reinita los servicios de un gígolo?... Acá cerca tengo mi callejón, anímate chatis.

- ¡Pon primera y arranca mugroso!, ¡adíos!. Dama gira sobre su eje y parte sin rumbo a zancadas aceleradas por la calle, sin dudarlo Rocco corre tras ella.

- ¡Ya pues, no te pongas feeling! Te ayudo, diosa; pero debes ayudarme a mí también.

- ¿Guau?¿Y se puede saber que quieres? Supongo que un buen baño con jabón.

- Solo te pido tu compañia por una noche, y me daré por bien servido. Solo una noche a tu lado, es todo lo que necesito. Nunca antes una perrita se ha quejado de mi calor. ¿Que dices?

- Jamás, antes prefiero que me chanque un tren, manyas. Yo no soy de las fáciles, te has equivocado conmigo. Te pido que sigas tu camino, ya encontraré alguien que de verdad pueda ayudarme de corazón, o sea, sin pedirme nada a cambio... no como otros.

- Allá tú, flaquita. Cuidado nomás con los tomberitos municipales esos que te levantan en peso y ni cuenta te das y terminas en la perrera, en lista de espera de la eutanasia, eso, que te inyectan en la patita y no despierta ma´. Tu me entiende wapa. Al menos eso mejor a que te atropelle una combi, que ahí ni te enteras de lo rápido que te pasó encima y ya tai muerto en el cielo de los perritos.

- ¡Que te vayas te digo!, guau, guau... Igualado.

Dama prosigue su camino pero esta vez si que está asustada, lo que le había dicho el pulgoso la dejó con mucha intriga, ella era demasiado fina para terminar en una perrera de los barrios bajos con desconocidos sin hogar y peor aún, bajo las ruedas de un vehículo. Casi esta a punto de regresar con el perro callejero, pero no lo hace, prefiere ir por una calle tranquila y así evitar las grandes avenidas.

Se maldice internamente por haberse escapado de casa, donde estaba calentita y no le hacía falta nada, en cambio ahora, sentía mucha hambre y sed, pues ya tenía caminando por horas y sin éxito. Nuevamente pasa por su cabeza la idea de volver con el perro rastrero ese, que ya está medio viejo y eso quiere decir que sabe cuidarse en la calle, si no, no hubiera sobrevivido. Igual es un ordinario, y a lo mejor no consigue que nadie mas se le acerque. Además, la sola idea de pasar la noche en la interperie le producía más pánico que la aberrante proposición de Rocco. Pero ya era demasiado tarde para retractarse, era muy orgullosa y quizás para ese momento ya ni pueda encontrarle. Dama daría todo lo que fuera por dar con un rastro conocido que la termine llevando de regreso a casa. Si eso, llegará a pasar, se promete que no volverá a salir de casa sin su correa y su bozal. No se había dado cuenta pero para entonces ya iba con el rabo entre las patas. Estaba atravezando un parque y antes de llegar a mi tad de camino vuelve a toparse con el insistente de Rocco.

- ¿Tú de nuevo? ¡Que pesado eres!

- ¿Que culpa tengo, hembra? Yo solo atraviezo mi territorio, al cual, por cierto, no recuerdo haberte invitado.

- ¡Calla pulgoso!... Que me lo he pensado mejor, y creo que contigo estoy mas segura, así que acepto el trato.

- Lo siento, pitangui pero ya desechaste la oferta.

- ¡Canalla! No te muerdo sólo porque no quiero contagiarme de lepra.

- ¡Circulando o te hago pagar peaje! Guau guuauuu...

- Atorrante, te haces el muy macho, pero se bien que me tienes ganas.

- Eso dices ahora, desde que te ví, gringa, supe que querías dedicarme tu primera camada. Te gustan los perritos recios. Siempre lo supe.

- ¿Como te atreves?... no sabes con quien estas hablando. Yo estoy destinada a cruzarme solo con perritos de campeonato y listón azul. Para que te enteres, ya me pretenden los campeones de la categoría Ducke Duke y Milky Wonka Tzú ... soy una campeona.

- Buscalos pe´, que te ayuden ellos.

- Si pudiera hablar los llamaría por teléfono, o mejor dicho, a su celular que obviamente tendrían. Tú en cambio, eres un burdo.

- ¡Calla perra!, ¡bien que quieres que sea tu machimbrado!

- ¡Guauu, atorrante!

- ¡Ahora somos de la misma categoría reinita: ambos somos callejeros.

- ¡Eso es lo que crees!, lo único que tenemos en común es el nombre científico. Y como sé que ni te la sabes, te aviso: Cannis familiaris.

- ¡Tú vieja!

- ¡Bésame tonto!, ¡hazme mujer!

Fué una explosión animal, Dama se le avienta bruscamente a Rocco quien para entonces ya esta sobre ella, muy dispuesto (o sea, fierro). La ola de deseo se propaga en ese parque en medio de la ciudad. Rocco entra de manera fiera en Dama, quien no se la esperaba y la coge de manera desprevenida.

- ¡Auuuu, bruto!, ¡con cuidado que es mi primera vez y me desgarras!

- ¡Calla golfa!

- ¡Imbecil!, ¿que mierda estas haciendo ahí atrás?

- Tú relaja el culo nomás y yo te dejo preñada.

- ¡¿Pero tu estas loco?!... ¡ya no quiero nada! Practicamente de un salto, Dama se aparta bruscamente de Rocco, quien se queda con las ganas del segundo round.

Rocco se acerca desafiante y gruñendo, esta dispuesto a terminar el coito.

- Lo siento Rocco, pero ya no puedo, que no me ha gustado.

- Entonces hasme un fellatio, te lo exijo.

- ¡Que estúpido eres! Eso tampoco.

- Pero eso no te va a doler, es más, te va a gustar mi perrita callejera.

Dama se la piensa unos instantes, presiente que será embaucada. Pero la curiosidad la mata. La carne es débil, dicen.

- Pero no se como se hace, si tu me guías yo le entro.

- ¡Sale! Te va a gustar, yami, yami. Te explico con cuidado y luego me lo haces: Primero pon tu hocico en forma de corazón, luego colócalo suavemente en la punta de mi miembro y mueve la cabeza en circulos diminutivos. El hocico debes ajustarlo al tronco y recorrelo, primero a un lado y despues al otro, también con giros rápidos, besándolo tiernamente y tirando hacia atrás de su suave piel. Permite que la cabecita se deslice completamente en tu boca y presiona el tronco firmemente entre tu hocico. Pero con cuidado, si me lo muerdes te mato antes que llegues a cruzar la calle.

- Rocco, antes debo confesarte algo... pero me da mucha vergüenza.

- Ladra nomás...

- Yo no se besar, nunca lo he hecho.

- ¡Maldita pacata! Que diga, yo te enseño. Solo une tu hocico y sopla. Uy, mejor no; que si me entra aire dentro de mi orgullo me da una infección y amanezco duro mañana. Tú imagina que tienes delante mucha comida, pero no tragas, come de a poquitos, como que lo disfrutas, ahh, y de rato en rato da lenguetazoss. Me lo besas con cariño, que mi amiguito entre en tu boca tan profundamente como te sea posible pero sin ahogarte, mujer.

- Esta bien, haré el intento. Dama se prepara para el fellatio, empieza a olfatear la entrepata de Rocco y luego estira la lengua... ¡Aghhhh que asco, sabe a orines!

- ¡Tú mama nomas!

- Eres un insensible. Maldita la hora que seguí mis instintos y te dije que sí.

Rocco brinca nuevamente sobre Dama y empieza nuevamente a darle, Dama quien recibe los embates desde atrás, no se siente muy cómoda pero esta vez no manifiesta nada, solo baja la cabeza y muerde el pasto. Por suerte, Rocco tenía muy bien aprendido la lección del kamasutra y logra encontrar el punto de Graff de la Dama, quien en muestra de agradecimiento se viene por primera vez. Mientras desvaría del maravilloso placer mundano.

- ¡Cógeme, cógeme!

Y muy obediente, Rocco entra y sale de ella con fuerza. Tanta que la perra confunde el dolor con el placer y se orina encima. Rocco disfruta la lluvia dorada y los gemidos de la otrora, lady. Quien se ha revelado como una verdadera perra en las artes del disfrute. Luego un segundo y tercer orgasmo consecutivo provoca que Dama se desvanesca de placer, Rocco se aparta y bebe los fluídos sobre el pasto mojado. Aún no se da por satisfecho pero espera que se reponga su pareja, quien aún tiene los ojos en blanco. Además la dama desconocía que era tan profunda y hemorrágica. Ahora mientras esta en la fase de tristeza post-coital le importa un pedo volver a su hogar, ella quiere seguir recuperando el tiempo perdido y tantos meses sin haber descubierto un placer que le era ageno. En retribución, empieza a acicalar el lomo de Rocco; a la vez que él le traspasa no pocas pulgas.

Luego ambos, irían en dirección al refugio de Rocco y para poder dejarse amar. Pero un bus-camión eclipsaría sus vidas antes de alcanzar su cometido.

7 Comments:

Anonymous peregrino said...

Pao la dama y el vagabundo versión porno, triple X, altamente censurada para menores.

Reconozco que me sorprende un poco el tenor del post.

Por lo menos murieron después de un momento feliz.

Nos leemos.

2:05 a.m.  
Blogger RAHM said...

Pao, no podes terminar el post asi, la pareja se debe ir en un auto tipo final de Grease o algo asi..

7:28 p.m.  
Blogger El perro andaluz said...

Que bueeena, ovaciones para Rocco.

1:33 p.m.  
Blogger MAR said...

PAO: ES ES MI SUPER AMIGO ADRI, NO LE CONTESTASTE SI QUIERA, QUE PASA PAO???? ESTA ACTITUD DE DESCORTESIA NO ME GUSTO NADA, NADA, HAS HERIDO MI SENTIMIENTOS, ADEMAS YO TENGO 4 GATAS TAMIBEN, ASI QUE ME SIENTO DOBLEMENTE OFENDIDA!el te escribio esto; Hola... primera vez por aqui...
Lindo seria que escribieras la historia de Ganimedes (asi se llama mi gato) y que dieras la explicacion de por que una de las lunas de Jupiter se llama de igual manera.


Bexos

Con respecto a hacerme el honor del post xxx te doy las gracias!!! pero yo hablaba de XXX jajaja será que mi experiencia de 40 años de vida es muy exijente!!! jajjaja pero igual me isiste reir con el post, fue creativo, amoroso y tiernon.
Cariños para ti,
mar
(CUANDO YO ME ANIME A PONER UN POSTO HOT AFIRMENSE!!!!!!!!!!!!!!!!!!)
BESOS.
MAR

11:24 a.m.  
Blogger RuUu said...

Usheeeeeeeeeeee! =/

Jajaja.

Como escuche hace dias "Rocco queria FRACTURAR a la dama!!"

5:04 p.m.  
Blogger Ana Lucía said...

que buenaaaaaaaaaaaaaaa,, pero lo hubieras puesto un final, no se...diferente ;o)))

Muy buena!! ;o)

1:16 p.m.  
Blogger Dragón del 96 said...

Epa! Yo esperaba algo mas triple X, mis congratulaciones a Rocco que le ligo al menos una en su perra vida.

Yo alguna vez me perdi, pero no me pasó eso, ni nada parecido. Por suerte.

Slaudos.

5:59 p.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Central de Quejas
    This site is certified 26% EVIL by the Gematriculator

Powered by Blogger

Ninja!