viernes, diciembre 15, 2006

Y AHORA... EL COTILLEO (Parte 2)

Aquí les tengo –un poco tarde- la continuación de lo ocurrido hace dos fines de semana, como no tenía nada preparado para estos días (otro día les comento la razón) me veo en la obligación de dejarles con la conclusión de aquella noche de locos. Un poco extenso el relato, pero va acorde con el día que se vivió. Que lo disfruten.

Sábado 25

11:?? am. Mi sueño se ve interrumpido debido a que tocan la puerta de mi dormitorio. Escucho del otro lado a la señora del servicio domestico (alias “Seño”) decir algo que decía mas o menos, así:

- Joven Pepao, el joven Luxo esta abajo esperándole

¿Luxo? –pienso-, me parece extraño porque a Luis (alias “Sao”) nadie le conoce en casa como “Luxo”. Igual estoy en medianoche luego de la travesía del viernes -llegué a casa temprano prometiéndome mentalmente no volver a tener una fiesta de genero en un buen tiempo- y voy al encuentro del tal Luxo, aun en bóxer (me da igual).
En el living me sorprendo porque quien ha llegado ha sido Luxo, un antiguo compañero de colegio que había venido a visitarme hacia como dos meses antes y yo le había prestado tres ediciones pasadas de Etiqueta Negra (revisen el link en la sidebar) y le había hecho jurar que me las devolvería. Y ahora estaba en el sofá con las revistas bajo un brazo y su flaca bajo el otro brazo... ¡Y yo en pijama!, (bah, me da igual).

Les invite a almorzar, aprovechando para contarle las últimas novedades y líos en los que nos habíamos metido con la gente del grupo, pues antes Luxo también salía frecuentemente con nosotros pero dejó de hacerlo porque le pusieron la correa en el cuello –o sea, porque la flaca lo tenia sometido, disculpa flaca, pero es así, lo has cambiado al muchacho y para mal, entérate-; por suerte Luxo no solo había ido a visitarme para dejarme las revistas aquellas –esa era solo una excusa- pues estaba mas que intrigado por las noches de carrete. Y pensaba que quizás algo podría armarse para esa noche, mientras su flaca, Hilda –alias “Mojilda”, porque es bien caca como Sr. Mojón- le miraba con incredulidad.

14:?? pm. Luego del almuerzo sucedió el imprevisto, llegaron espontáneamente a tocarme la puerta Sergio y Sao en estado evidentemente alcohólico y con cuatro margaritos de Brahma (Nota para mis colegas extranjeros y peruanos con gargantas incorruptas: “margarito” le decimos en el Perú a la botella de 1100 ml, según mi jergario de bolsillo).
Yo feliz como siempre, les abrí las puertas de mi casa de par en par y ellos ingresaron para quedarse. Resulta que estaban "de boleto" –o sea, celebraron toda la noche, ya que seguían vestidos con la ropa usada para ir a la disco la noche anterior- y habían pasado la noche en casa de la flaca de Sergio, hasta que esta, aburrida les había echado a la calle. A Luxo se le cumplieron los rezos pero su flaca, hizo saber a todos que se sentía demasiado incómoda por el estado de los mamarrachos recién llegados.

Para explicar la situación que se dio poco después debo comentarles como son estos amigos míos los del alboroto.
Sergio es el tipo persona, que de niño nunca nadie le dijo que “no” a algún capricho porque esta acostumbrado a hacer lo que se le viene en gana y sus padres le enseñaron -él confeso esto- que puede conseguirlo todo en la vida, además tiene un tono de voz muy alto y muchos le confunden a veces con gritos prepotentes (en pocas palabras: un escandaloso elitista). Y Sao es otro caso, muy directo y no se mide al momento de usar las palabras, un poco prejuicioso pero en el fondo inofensivo.

Nos pusimos a tomar los cuatro mientras Mojilda quería que Luxo la lleve a su casa en el acto pero él no tenia el menor interés de hacer eso. A tal punto llegaron que ella se paró y se fue sola a la calle, su novio evidentemente tuvo que ir tras ella, pero solo para calmar a la fiera pues ratos después él volvió... solo. ¿Mujeres, quien las entiende? Nosotros seguíamos en la maratónica jornada.

20:?? pm. El panorama era el siguiente: Se había acabado la cerveza (ya habíamos compramos mas margaritos) y Sao estaba durmiendo cómodamente en un sofá, Sergio privado y despatarrado en el piso, vistiendo únicamente su prenda intima -él siempre se calatea cuando esta ebrio-, que luego “perdería” por la ventana. Había llegado Arturo (que no recuerdo haber invitado luego del chongo gratuito que había protagonizado en la Vaca Voladora), Dunkin había llegado plantando a los colegas de la universidad con quienes tenia que reunirse para hacer una monografía y Luxo me decía para ir a comprar cerveza a Wong (Solo para extrajeros: Wong es un supermercado, en donde podríamos ahorrar unos centavos pues la cerveza cerca de casa nos la cobran con sobreprecio) y yo acepté, me acompañaron Dunkin, Luxo y Sergio quien había despertado de su embriaguez y deseaba acompañarnos –mala idea- , ya verán por que.

Una vez en Wong fuimos directo a las chelas heladas y Sergio aprovecho para ir al baño del supermercado, luego mientras los demás nos dirigíamos a caja empezamos a escuchar unos gritos desgañotados dentro del lugar. ¿Qué era? Pues era Sergio a quien le había “provocado” cantar "Mío" de Paulina Rubio. Cuando entramos en cuenta que era él, fuimos a por él para callarlo pues la gente estaba indignada por la expresión que tenían. Cuando llegamos el personal de seguridad ya lo había echado del lugar, y él, terco como siempre seguía cantando en la calle pero en la entrada del lugar. ¿Creen que podíamos callarlo? Mientras Dunkin seguía en caja nosotros tratamos de callar a Sergio, pero él seguía con un repertorio caribeño de música en español, a “Mío”, le sucedieron: “Caribe” de Ángela Carrasco, “Sudor” de Talía, un megamix de Raffaella Carrá; y mientras los vigilantes de Wong amenazaban con llamar al serenazgo (Policía Municipal) la gente que circulaba por la calle en ese momento y salía del supermercado les pareció cómico pues esbozaban sonoras carcajadas mientras pasaban y Sergio para entonces ya había empezado con el baile, antes de que nos lo llevaramos de las mechas, este pidió una limosnita entre los transeuntes y clientes de Wong.

De regreso en casa, seguimos con las mismas. había llegado Fabi y por suerte, ella no tiene problemas estando rodeado de sus borrachosos amigos, por lo que continuamos hasta que se volvió a acabar la cerveza.

23:1? pm. Sin cerveza pero con muchas ganas de seguir empezamos a barajar las dos posibilidades para continuar: Sao decía para ir hasta casa de Alexander, en Sol de la Molina para tomar con él y su hermano, mientras que Fabi no quería ir hasta allá y nos propuso ir a Bobo Bar. Al final nos deshicimos de Sao y de Arturo (quienes se fueron hasta La Molina) y los demás nos embarcamos hasta Miraflores.

23:5? Pm. Ya en la Av. Larco, enrumbamos hacia Manuel Bonilla, lugar donde se encuentra el bar aquel y sucedió algo curioso en el camino: un par de señoritas interrumpieron nuestro paso y no para asaltarnos ni ofrecernos sus servicios sexuales –jajajaja- si no para solicitar ayuda. Ellas querían que no dejáramos ir a un sujeto mientras ellas pasaban la voz al serenazgo del distrito (dos veces en un día, un empacho) y nosotros como éramos cuatro patas (Fabi no cuenta) muy serviciales, le hicimos la gauchada. ¿Pero por que?

Resulta que el fulanito aquel (que no media mas de metro y medio) les había vendido a las flacas dos pases para una conocida discoteca que se encuentra en la Av. Larco, y las flacas le increpaban que no habían podido entrar a la disco porque los pases habían expirado a las 11 de la noche (o sea, a poco menos de una hora); y el vándalo no quería devolverles el dinero, por lo que ellas necesitaban apoyo para evitar que se escape mientras esperaban la llegada del serenazgo.
Así pasaron unos minutos y llego el sereno, quien lo primero que hizo con la sabandija fue pedirle la licencia de comercio y sus documentos; el patín no tenia nada y todavía tuvo la conchudez de acusarnos que estábamos pepeados (cosa que era mentira, ya que solo estábamos tomados pero eso no es delito ); luego tuvo que devolverle el dinero a las incautas flacas, quienes se fueron hacia el Parque Central y nosotros nos quedamos mientras Sergio le decía la vida entera al sujeto ese, cosa que era muy cómica porque él si estaba mamadazo.

¿Happy End? Para nada, luego del incidente nosotros proseguimos nuestro camino hacia y en el Parque Central les dimos el alcance a las flacas aquellas y Dunkin, canchero y conquistador les hace el habla.
Mientras estábamos en ello, oímos insultos hacia nosotros y resulta que era el tipejo de las entradas que nos estaba dando el alcance pero el mariconazo era pura boca y arrugó cuando Sergio fue tras él y le arrojo uno de sus zapatos –frente a KFC, imagínense-, pero el bicho se dio a la fuga.
Dunkin invito a las flacas para que nos acompañen a Bobo, pero ellas no atracaron –jajajaja-, lo único que nos pidieron fue si podíamos acompañarlas hasta la discoteca Nébula (en donde el ambiente es como me gusta: música new age y new wave; en otras palabras Full 80´s), una vez allí, nos invitaron a entrar con ellas pero Fabi no quiso (celos de mujer, supongo) y nos despedimos, no sin antes intercambiar números telefónicos. Luego partimos hacia donde habíamos planeado y amenacé verbalmente a Fabi que como era la única flaca, iba a tner que bailar como trompo esa noche, por no haber aceptado la invitación de sus inesperadas compañeras de género. Ella suspiro y dijo que mejor hubiéramos ido hasta Sol de la Molina (al otro extremo de Lima)... ¿quién las entiende?

14 Comments:

Blogger Dragón del 96 said...

Jajaja, no me imagino lo de Wong. Ni lo del KFC, pero suponog fue comiquisimo.

Yo soy más sota,d espués de una chupeta al día siguiente ando muy desanimado. No quiero saber nada de alcohol...

Slaudos.

Disfruta todo lo que puedas... cuando el cuerpo pasa factura... no perdona.

11:27 p.m.  
Blogger Sofia said...

Jajajaaj, menudo carretito (como aca se dice en Chile a las "salidas con los amigotes/as")... ese local que mencionas de música new age suena interesante, lástima que no entraron, en fin, tienes razón: quién las entiende!, jojojo.

Y bueno, Sergio, todo un personaje!

11:40 p.m.  
Blogger Peregrino said...

Jajajajaja voy entendiendo, cada vez mejor, el título de zoofiesta, jajaja, en todo caso, luego de pasar lo que tu con tus amigos, especialmente Sergio, andaría con muuucha verguenza ajena, que te puedo decir soy así.

En cuanto a Nébula, tremenda discoteca, creo que la última de ese tipo que queda, aunque ahora se llama Stonia, bueno quizas Eka tenga algo de esa ondita, aunque son mas permisivos con la música.

En buena hora.

Nos leemos.

1:06 a.m.  
Blogger Ana Lucía said...

que gracioso ese Sergio y que buen repertorio el que se maneja, seguro las viejas que gustan de Angela Carrasco le dieron su propinita..si lo hubiera visto, facil le daba..jajaja y tirando el zapato..que mate de la risa!!!

que bueno que se la pasen bien,, la verdad nunca he tomado tanto..solo inca kola..jajaja, creo que me caeria al toque y tendrian que cargarme hasta mi casa jajaja, mala punta soy no??

saludos!! me he reido mucho con este post :o)

3:40 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

me acorde de las veces que salia con mis amigos de la universidad a juerguear, pero no me acuerdo como regresaba mi casa :):):)

6:53 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

me acorde de las veces que salia con mis amigos de la universidad a juerguear, pero no me acuerdo como regresaba mi casa :):):)

6:54 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

me acorde de las veces que salia con mis amigos de la universidad a juerguear, pero no me acuerdo como regresaba mi casa :):):)

6:54 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

me acorde de las veces que salia con mis amigos de la universidad a juerguear, pero no me acuerdo como regresaba mi casa :):):)

6:56 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

me acorde de las veces que salia con mis amigos de la universidad a juerguear, pero no me acuerdo como regresaba mi casa :):):)

6:59 a.m.  
Blogger Shekinah said...

Holaaaaaaa....... dejándote un saludote.... he estado tan aislada de este mundo... con mucho trabajo fuera de la oficina y lejos de mi casa.
Eso de bailar como un trompo jajaja, me parece conocido.
Una vez me tocó a mí!!

Saludos.. desde La Ventana!!!

10:39 a.m.  
Blogger Gir said...

....vaya, todo un buen trajín de parranda!!...si que tuvieron de todo! jajjaa... esas son las anécdotas que sobresalen cuando se recuerdan a los amigos....

...esta genial lo de Sergio de pedir limosna por su "espectaculo" jajja y le dieron algo??, digo, sirve para mas cerveza jaja..

... ahh! a las mujeres hay que quererlas, no entenderlas!...a veces nos complicamos innecesariamente ;)

....saludos de post-fiesta!

p.d.: en tu post anterior te puse un comentario, y me marcó que si se envió, pero ahora creo que no..ya hace dias lo hice...en fin!

1:12 p.m.  
Blogger Mar said...

Nadie nos entiende!
que cagada.
Mis cariños,
MAR

10:56 p.m.  
Blogger tizia said...

Cierto a las mujeres es dificil entenderlas y eso es lo que las hace entretenidas o no??
En todo caso uds. si que saben juerguear de lo lindo.

9:23 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

hey pepao, y para estas navidades y año nuevo, vas a tener una travesia asi???
si es asi, invita
jajajaja

9:17 a.m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home

Central de Quejas
    This site is certified 26% EVIL by the Gematriculator

Powered by Blogger

Ninja!